Creer que la vida perfecta va a llegar es una mentira que te destroza por dentro.

 

Esta impactante frase es de Davide Morana, un atleta profesional de 26 años.

Cuando tenía 24 años una meningitis fulminante le dejó sin brazos y sin piernas.

Pero he aquí el ejemplo de lo que es un verdadero héroe:

En lugar de querer morir decidió ver esto como una segunda oportunidad.

Atrás quedaban la tortura de las operaciones de transplante de piel, las dolorosas heridas y después, salir al mundo sin brazos ni piernas.

Sin embargo, y he aquí lo extraordinario:

Salió al mundo sin miedo.

Aquí la razón en sus propias palabras:

«Me acepté desde el primer momento.

Tenía claro lo dura que puede ser la vida, en este mismo momento hay niños muriendo de hambre, guerras y sufrimientos injustos con los que podríamos llenar todo el periódico” dice en una entrevista en La Contra de la Vanguardia.

No quería enfadarme con la vida, quería quererme con o sin brazos,

Con o sin piernas. Lamentándote solo estás alimentando tu ego,

Es muy fácil quejarse y odiar la vida, lo difícil es seguir adelante.”

Estas palabras cobran ahora un valor extraordinario y nos sirven de inspiración mientras continuamos sumidos en la incerdidumbre de una pandemia de consecuencias aún impredecibles.

Me quedo con el coraje que demuestra en: · “Quería quererme con o sin brazos, con o sin piernas.”

Ese coraje, ese amor a ti mismo te lleva a superarlo todo, es la expresión más pura de lo que tenemos dentro de nuestro disfraz de persona: nuestro espíritu indomable,  aquel que nada ni nadie puede dañar.

No sé si te ha impactado como a mi la vivencia y transformación de este increíble ser humano.

¿ Con qué frase de él te quedarías tú?

Sigamos su ejemplo: quejarnos solo alimenta nuestro ego, lo fácil es quejarse y odiar la vida y lo difícil es quererse y amar la vida.

Hagamos lo difícil,

Querernos y amar la vida 

No  hagamos lo fácil,

Quejarnos y odiar la vida y a nosotros mismos.

En conclusión, Davide nos empuja a luchar y a pelear para salir adelante.

Si Davide Morana ha podido transformar su sufrimiento y ser feliz también nosotros podemos.

Ánimo, la vida es preciosa, merece la pena luchar por ella.

Hasta pronto,  que pases un buen día.

Con cariño,

 

 

 

PD1: Si necesitas herramientas para centrarte en lo que de verdad puede hacerte feliz a ti y al mundo, mi nuevo curso online puede interesarte. Aquí  el link.http://www.maitebayona.com/curso-se-feliz-ahora/

PD2: En el próximo post, la importancia en estos momentos de ser adaptable como el agua: Sé como el agua, amigo mío (Be water, my friend). ¡No te  lo pierdas!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *