El engaño romántico ( Antes publicado 9 Enero 2017)

Todo en el universo está dentro de ti. Pídetelo todo a ti mismo.

Rumi

 

Como en las comedias románticas, siempre he pensado que en la vida las cosas acaban bien y, como dice un dicho popular, si no es así es que aún no han acabado.

El mundo externo no es un lugar sólido y consistente, sino que funciona sólo a modo de espejo. 

El romanticismo es la proyección externa de una carencia interna que quiere ser satisfecha con alguien del exterior y que por su propia naturaleza está destinado a fracasar;

Los espejos sólo reflejan, no dan nada. 

No existe nadie en el exterior que pueda completarnos ni hacernos felices, ese trabajo lo tenemos que hacer nosotros.

Pero no por ello tenemos que dejar de creer en la magia o de esperar lo mejor; lo mejor siempre va con nosotros pero no podemos verlo si no miramos hacia dentro.

En nuestro interior podemos encontrar magia, tesoros escondidos, abundancia ilimitada…, sin embargo para encontrar todo esto precisamos adentrarnos primero en la jungla de los miedos y superarlos.

Mientras continuemos esperando que un príncipe o princesa nos rescate de nuestra miseria la historia acabará mal. El final de las comedias románticas puede ser el principio de una historia amarga si ponemos nuestras expectativas de felicidad en otra persona.

De nada sirve buscar el amor ahí fuera, porque es precisamente cuando salimos a buscarlo cuando lo perdemos.

Puede parecernos cruel, pero la vida sólo quiere mostrarnos que el amor, la plenitud y la riqueza están ya en nosotros.

Deja de tropezar con tu reflejo, mira en tu interior, el final feliz está mucho más cerca de lo que nunca imaginaste.

 

(Extracto del libro Artesanía del amorcómo sanar el apego y la dependencia emocional, ediciones Obelisco, 2016)

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *