La mejora radical de tu vida puede suceder durante este confinamiento

Estamos en un momento estupendo para escuchar enseñanzas espirituales, o al menos así lo siento yo.

Me hace bien oír enseñanzas.

Y meditar, siempre me ha pasado.

Y si pierdo el hábito también lo noto, me siento peor.

En una de las muchas enseñanzas gratuitas de grandes maestros que hay disponibles estos días, escuchaba a  un monje de la comunidad de Thich Nhat Hahn en Plum Village explicando que una persona que venía a hacer retiros al monasterio le dijo:

Aquí no hacéis nada especial, hacéis lo mismo que nosotros hacemos en casa: barrer, fregar, cocinar….

A lo que el monje le respondió:

Si y no

Sí, son las mismas cosas, pero aquí fregamos los platos para fregarlos, caminamos para caminar, respiramos para respirar y barremos para barrer.

Esto es una clave esencial; eso es justo lo que podemos hacer para que nuestra vida mejore durante este periodo de paro forzoso.

Hacemos las cosas que igualmente tenemos que hacer, pero esta vez las hacemos con dos pequeños matices :

  1. Las hacemos sabiendo que las estamos haciendo
  2. Las hacemos por el simple placer de hacerlas.

Estos dos pequeños matices pueden cambiar tu vida en confinamiento de forma radical y ésto también te servirá más adelante, cuando todo esto acabe.

Este momento de retiro forzoso puede ser una llamada a la simplicidad.

A hacer cada cosa que haces dejando de lado todo lo demás ,  poniendo tu conciencia solo en aquello que estás haciendo,  sintiéndolo, estando presente.

Ese es el significado fundamental de regresar a tu casa: a tu cuerpo, a esta respiración, a este momento.

Ahora tienes tiempo para poner atención.

Creo que nos han enviado a casa para que empecemos desde cero. 

Quizás te estás preguntando por dónde empezar ¿ lo adivino?

Pues el punto cero para empezar a poner en orden tu vida es la respiración.

Empieza por sentir tu respiración mientras pones la mesa, notar los pasos que das del dormitorio a la cocina, percibir el tacto de las patatas que estás pelando o el olor de la ropa que doblas, cualquier cosa te puede servir para regresar al momento presente.

Fíjate: se nos está dando ahora mismo esa gran oportunidad.

Podemos aprender a sentirnos mejor con nosotros mismos empezando desde cero, desde donde realmente se empieza.

Cuando comes por el placer de comer, sin ver la tele ni mirar el móvil ni hablar con nadie, puedes regresar al verdadero sabor de la comida; un gran regalo, sin duda.

Cuando caminas para caminar, aunque sea por el pasillo de tu casa eso te hace sentir bien.

Tómate un tiempo concreto al día para apagar el móvil y la tele. No oigas noticias ni mires todo el día wassaps sobre el mismo tema.

Cuando haces ésto te das cuenta de la paz que has ganado con ello.

La calidad de la atención que le damos a cada momento es el lugar donde empezar a cambiar.

El cambio va por ahí.

Date cuenta de que con cada paso decides el rumbo que va a tomar tu vida.

Importa lo que haces y aún más cómo lo haces.

¿Qué te parece la idea de prestar más atención y de hacer las cosas para disfrutar de hacerlas?

¿Te ves capaz de hacer ese pequeño cambio?

Cuéntamelo, me gustaría saberlo.

Créeme, es tal cual, cuando haces las cosas sencillas con más atención puedes de verdad transformar tu vida, sin importar donde estés.

Otra de las cosas que explicaba el monje discípulo de Thich Nhat Hanh de Plum Village es que una de las prácticas que hacen en el monasterio es subir y bajar escaleras sin perder la conciencia en ningún escalón. Cuando pierden la atención tienen que volver a bajar y empezar de nuevo sin dejar de estar atentos.

Fíjate que eso puedes hacerlo con cualquier cosa: abrir una puerta, fregar los platos, peinarte, vestirte…

Este confinamiento es una oportunidad de oro para aprender a estar más presente, si así lo decides.

El momento pide eso más que cualquier otra cosa, eso y ser solidario, ayudar en lo que puedas a otros, superar esto todos juntos.

Esos son los valores básicos de la supervivencia.

Conseguiremos superar este momento si estamos juntos.

No es momento de criticar y avasallar al otro, por favor, no lo es, me duele cuando veo esas actitudes ahora, así no.

Es momento de empezar a vivir de nuevo de verdad. Tenemos la opción de elegir hacerlo.

O no.

Este es un momento de incertidumbre radical pero también de gran oportunidad , hay que saber aprovecharla.

Incluso en estas condiciones tenemos nuestro presente y lo que es seguro es que regresar a él nos va a hacer sentir más felices.

Te deseo un feliz día, hasta muy pronto, cuídate mucho.

 

P.D.1: habrás notado que te escribo desde la nueva web, que por fin está acabada, la acabé justo antes de que irrumpiera en nuestras vidas el virus que nos ha cambiado la vida de la noche al día.

Me hubiera gustado presentártela de otra manera pero pensé que no era el momento.

Así que ahí la tienes, sin presentación ni nada. A lo bruto. Espero que te guste. http://www.maitebayona.com/

PD2: Quizás más adelante lo que tenía preparado para la presentación de la web vuelva a tener sentido. O no. Nadie lo sabe. En todo caso seguimos en contacto. Hasta muy pronto. Todo irá bien.

 

8 comentarios
  1. Martha
    Martha Dice:

    Buen día Maite, estoy en La Matanza , Buenos Aires, Argentina, aquí llegaste justo a mi , a mi correo. Estamos en otoño y se dice que aun el problema mayor no llegó, es doloroso saber que tantas vidas se han perdido.
    Te agradezco tu modo de transmitirnos ese saber con tanta simpleza, creo que es lo más valioso la sencillez y tu página es hermosa de ésta página también, un abrazo en cuarentena.

    Responder
    • Maite Bayona
      Maite Bayona Dice:

      Hola Martha,

      Muchísimas gracias por estar ahí y por hacerme saber que te gusta la página, no sabes lo que agradezco tus palabras después de dos años de trabajo!
      Tu comentario tan positivo me anima también a seguir comunicando; este es para mi un nuevo principio, aunque lo haya tenido que hacer medio a escondidas, después de tanto tiempo esperando.
      Porque sí, es terrible lo que está sucediendo y espero que ahí toméis medidas cuanto antes para estar prevenidos. Ojala no os llegue nunca!
      Un fuertísimo abrazo para Argentina y en especial para ti!

      Responder
  2. M.jose Serrano
    M.jose Serrano Dice:

    Buenos días Maite, la verdad es que me ha cautivado el texto, lo iba a leer de pasada….no sé …..iba a hacer otra cosa y de repente….me senté a escribirte, con puntos y comas, no con el audio, como suelo hacer. Pareciera que tuviera prisa y no es así!!
    Muchas gracias por tu dedicación a los demás y felicitaciones por tu nueva web!!
    JUNT@S LO CONSEGUIREMOSSSS!!!
    PD. has conseguido que me sentara a leerte y escribirte!!!!!

    Responder
    • Maite Bayona
      Maite Bayona Dice:

      Muchas muchas gracias por tu mensaje, significa mucho para mi.
      Gracias también por las felicitaciones, me hace mucha ilusión!
      Lo conseguiremos y la vida será la misma y a la vez distinta porque todos habremos cambiado:
      creo que muchos de nosotros empezaremos a valorar las cosas sencillas muchísimo más.

      Un fuerte abrazo, guapa!

      Responder
  3. Carmen Sanz
    Carmen Sanz Dice:

    Personalmente a mi, este confinamiento me esta sirviendo para apreciar y valorar esos momentos simples, que a diario no te paras ha percibir. La grandeza de las cosa sencillas como disfrutar del silencio, releer un libro y darme cuenta de que encontraba detalles que había pasado por alto y muchas cosas más. Pero para mí el mayor descubrimiento en estos días, he sido yo misma.Saber valorar la vida y lo que a diario nos regala.
    Gracias Maite, por obsequiarnos con esas palabras que tanto enseñan, contigo los tés de la tarde dan para mucho.
    Un entrañable abrazo.

    Responder
    • Maite Bayona
      Maite Bayona Dice:

      Hola Carmen,

      Muchas gracias por tu comentario. Estoy encantada de tener a gente como tú que me lean y disfruten con ello.
      Siempre que miro tus publicaciones me veo a mi misma reflejada, no puedo evitarlo.
      Qué bueno ese descubrimiento de uno mismo, es el gran regalo oculto que nos trae esta pandemia. Claro que tenemos que elegirlo.
      Otro gran abrazo para ti, querida!

      Responder
  4. Marije
    Marije Dice:

    Gracias Maite por tus aportaciones y contribuir a que todo lo veamos desde otro prisma.
    Me encanta tu nueva web! Me resulta sencilla y a la vez elegante, con una grafía muy clara que invita a «visitarla».
    Un fuerte abrazo y sigue ahí. Marije

    Responder
    • Maite
      Maite Dice:

      Hola Marije,

      Creo que recibí a la vez tu correo y el comentario y te contesté por ahí, qué lio!
      Muchas gracias por el feedback, se aprecia y es importante para mi.

      De eso se trata, de verlo desde otro prisma para cambiarlo.

      Un fuerte abrazo!

      Maite

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *