La pequeña enseñanza que marcó mi vida.

Hay una enseñanza, que incluí en Conquista tu felicidad, que marcó especialmente mi rumbo “espiritual”.

Lo pongo con comillas, porque la distinción entre lo que es espiritual y lo que no no tiene ningún sentido para mi.

Pero de eso te hablaré otro día.

Pues bien, ese libro en cuestión se llama Hacia la paz interior, de Thich Nhat Hanh y está lleno de pequeñas y entrañables historias.

Son breves, y cada una de ellas contiene una pequeña gran enseñanza, muchas son bien conocidas como la meditación de la mandarina.

Esta pequeña joya  cayó en mis manos hace más de 20 años y recientemente se volvió a reeditar. Puedes encontrarla en librerías por unos 6 euros en edición de bolsillo.

Fíjate que Thich Nhat Hanh tiene más de 100 libros escritos, pero seguramente porque fue el primero que leí de él, es el que más me ha marcado.

En todo caso me cautivó su sencillez y a la vez  su gran profundidad.

Tanta sabiduría explicada con tanta simplicidad me llegó al corazón y me marcó el camino a seguir.

De entre esas entrañables enseñanzas la que más me impactó fue la de fregar los platos.

En ella explicaba que él fregaba los platos para disfrutar mientras lo hacía; que cuando los fregamos para acabar pronto y poder disfrutar del postre tampoco disfrutaremos de la textura ni del sabor del postre, porque ya estaremos con la mente en lo siguiente.

Leer esta historia fue un momento poderoso, un “aha” moment  como lo llaman los americanos; un momento de ver profundamente la realidad de las cosas.

Me di cuenta de que toda la vida transcurría de la misma manera.

Cuando estamos haciendo una cosa ya estamos en otro lugar con la mente.

Y de esta manera tan tonta nos perdemos todas las experiencias.

La mente nos saca de este momento para llevarnos a otros; sin embargo de todos ellos el único real es este.

Por eso es a él al que hemos de prestarle toda nuestra atención.

¿Te ha pasado alguna vez? ¿Cuántas veces te has observado haciendo una cosa y pensando en otra?

Cuéntame un poco tu experiencia, ¿Te sorprendes a ti mismo a menudo corriendo mentalmente hacia otro lugar? Me gustará leerte en comentarios.

Obsérvate y te darás cuenta de cuán a menudo lo haces.

La verdad es que si somos incapaces de estar en lo que estamos haciendo ahora de forma total tampoco lo estaremos en lo que viene después.

Tu mente te hará creer que disfrutarás del postre, pero no será así, porque mientras lo comes tu mente estará ya en lo que vendrá después.

Con esta pequeña enseñanza me di cuenta de que lo único que hay que ajustar es este momento, aprender a vivirlo de verdad.

Desperdiciar la vida pensando en lo siguiente es nuestro modo de vivir, que John Lennon explicaba muy bien en su frase:

La vida es lo que pasa mientras tú estás haciendo otros planes.

Y esa forma de estar en la vida la convierte en algo mediocre y de baja calidad.

Una amiga me decía recientemente que su padre siempre le repetía la siguiente frase:

Vivir es vivir.

Me parece una excelente frase.

Solo tú sabes si tu vivir es realmente vivir. Solo tú eres consciente cuando estás y cuándo no estás.  La alegría interna que sientes podría servirte cómo indicador.

Así que desde que leí la historia de fregar los platos siempre disfruto fregándolos, me encanta disfrutar del agua caliente y del olor del jabón mientras lo hago.

Después me encanta aclararlos con agua fría y notar como se siente el cambio de temperatura en mis manos.

Quien dice fregar los platos dice cualquier otra cosa, eso es lo de menos.

La vida siempre es este momento, si no estás en él te la pierdes.

Por cierto si quieres saber más sobre cómo no perderte tu vida te dejo una nueva presentación de mis sesiones transformadoras.

Gracias a la buena aceptación he decidido ofrecerte durante una semana más una sesión transformadora de 20 minutos sin coste para resolver algún problema que te inquiete.

Anímate y contáctame, no tienes nada que perder y quizás mucho que ganar.

Te dejo el link para que puedas agendar tu sesión sin coste

https://calendly.com/maitebayona2/sesion-personal

O si lo deseas envíame un mensaje para agendarla por teléfono.

Espero que disfrutes mucho del día de hoy,

Y recuerda, si hoy tienes que fregar los platos…recuerda fregarlos para fregarlos, para disfrutar de ello y sentirte vivo mientras lo haces.

 

Con cariño,

 

PD: En el próximo post: ¿ Sabes en qué te pareces a un pez de colores? ¡No te lo pierdas!

 

4 comentarios
  1. Susi Cana
    Susi Cana Dice:

    Hola Maite, como siempre, muy acertada. Hace ya ocho años que medito y desde que te he conocido me siento muy cercana a ti y a tu forma de pensar y de ver y sentir la vida y estoy totalmente de acuerdo con esa forma de hacer y sentir el presente que es lo único cierto que tenemos y ya estoy deseando poder leer tu siguiente post así que hasta pronto. Un abrazo

    Responder
    • Maite
      Maite Dice:

      Hola Susi,

      ¡Qué ilusión leerte!
      Me ha gustado mucho tu frase: la forma de pensar, ver y sentir el presente es lo único cierto que tenemos en la vida.
      ¡Me la apunto!
      Muchas gracias por estar ahí.
      ¡Un fuerte abrazo!

      Responder
  2. Juanjo
    Juanjo Dice:

    Bon día Maite!!
    Muy buena Reflexión acompañada de buenas preguntas. Si que es verdad, perdemos el tiempo, enredados en el pensamiento que nos impide disfrutar del momento.
    En estos días de confinamiento y siendo los días muy repetitivos que olvidamos el día en que estamos. Tome la determinación del fin de semana, tomármelo diferente, al resto de días tan rutinarios. Pensé que hacía en mis fines de semana, cuando no existía el covid 19, que era tomarme el día con más calma y de relax. Decidí hacer lo mismo, no podía pasear por el monte, ni por el río, pero si que lo vivía con más calma, comiendo comida más especial y dejando de hacer las rutinas diarias. Me ha servido para romper, los días tan repetitivos y rutinarios. Me cambio la perfección de ver la realidad de los fines de semana de otra manera y disfrutar de ellos.
    Un saludo Maite!!

    Responder
    • Maite
      Maite Dice:

      Hola Juanjo,

      Eres un alumno aventajado, tu parte espiritual es muy potente y te ayuda siempre en todos los momentos de tu vida.
      Que siga siendo así, eres un verdadero guerrero de la luz.
      Un fuerte abrazo, amigo!

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *