Sé como el agua, amigo mío ( ahora más que nunca)

Me pregunto a quién le apetecería vivir una vida sin misterio.

A nadie o casi nadie.

Esta pandemia que parece sacada de una película de ciencia ficción es la prueba de que una de las cualidades principales de la vida es el misterio.

Un misterio donde todo es posible.

Antes habríamos creído que nos invadirían los zombies a creer lo que está pasando.

Sin embargo la vida es agua, fluir, el río como metáfora de la misma es una imagen perfecta.

Los seres humanos somos también vida y como el agua, estamos en constante fluir.

Quizás el hecho de creer ser una identidad estable sea  la mayor de todas nuestras ilusiones.

En realidad somos como el río que corre ladera abajo; es precisamente porque estamos en constante cambio por lo que nuestra vida es fresca y emocionante.

Piénsalo, sin misterio la vida sería como una serie o película aburrida. ¿A quién le apetecería vivirla?

Pero el misterio implica que todas las cosas posibles puedan existir,

Que todas las realidades coexistan dentro de ésta: libertad y confinamiento, apertura y  limitaciones, el éxito y el fracaso, la alegría y la tristeza, lo bueno y lo malo, lo espantoso y lo maravilloso. Cualquier cosa puede suceder.

Todos los matices de la vida son posibles gracias a su cualidad impermanente e impredecible.

Es por eso también que podemos saber con seguridad que este momento de horrible incertidumbre también pasará.

De entre todas las posibilidades también existe la de que todo vuelva a ser como antes.

O incluso, que todo sea mejor que antes.

No hay nada imposible.

Mientras tanto dejemos que las cosas sean como son,

Mal que le pese a nuestra mente, ella nunca tuvo el control y nunca lo tendrá.

Es mejor concentrarse en las áreas de nuestra vida en las que podemos influir y dejar que la vida se encargue del resto.

Mientras tanto, cómo dijo Bruce Lee en su mítica frase: Be wáter, my friend, Sé cómo agua amigo mío.  

Sé flexible como el agua, adáptate a esta situación lo mejor que puedas y piensa que esto pasará, y no sólo eso, nos habrá transformado, esperemos, en mejores personas.

Que pases un gran día,

Con cariño,

 

2 comentarios
    • Maite
      Maite Dice:

      Gracias, Martha.
      La vida lo va a seguir intentando, si no aprendemos en esta nos enviará más lecciones…ella es paciente.

      Otro abrazo para ti!

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *